La limpieza de las paredes pintadas debe ser parte de la rutina anual de limpieza profunda de nuestros hogares. Mantenga las paredes pintadas con un aspecto fresco con mantenimiento preventivo y estos métodos sencillos de limpieza.

Normalmente limpiamos nuestros suelos, muebles y textiles de manera regular, las paredes no deben de ser un elemento que quede exento de esta limpieza. Considerando cuánto nos apoyamos en ellas y las tocamos, debemos de asegurarnos de que estén tan limpias como cualquier otra superficie de la casa. A la hora de limpiar las paredes debemos de utilizar diferentes técnicas ya que cada tipo de pintura requiere un cuidado especial.

Mantenga una apariencia recién pintada en sus paredes, manteniéndolas libres de polvo y manchas. Además, el mantenimiento preventivo significa menos tiempo para fregar las paredes más tarde.

Técnicas de limpieza para cada tipo de pared:

Paredes pintadas al vacío con un pincel suave: Para este tipo de pintura podremos utilizar una escoba o un palo limpia cristales cubierto de tela (rocíe con un agente desinfectante para obtener los mejores resultados) o utilice un paño electrostático. Limpie las huellas dactilares y otras marcas poco después de que aparezcan para facilitar su eliminación. Evite usar una cantidad excesiva de agua cuando limpie las paredes pintadas.

Paredes con pintura de látex o plásticas: Para este tipo de pintura la mejor técnica de limpieza es usar agua tibia mezclada con un limpiador no abrasivo. Es recomendable utilizar dos esponjas de superficie suave, con la primera eliminaremos la suciedad y con la segunda aclararemos. Ponga especial atención en las áreas que recubren los interruptores.

Si encontramos manchas resistentes a las técnicas anteriormente mencionadas, podremos añadir vinagre al detergente liquido potenciando así su capacidad desinfectante, aplicaremos esta solución sobre la zona afectada y después de un rato procederemos a su secado.

Call Now Button
WhatsApp chat