Los sofás tienen un uso bastante continuo, lo que hace que los tejidos que lo componen pierdan su color habitual debido al desgaste por el uso, también se puede dar el caso de que se produzca alguna rotura o quemadura en su superficie dando un aspecto descuidado a nuestros hogares. Desde limpiezas caballero siempre recomendamos una limpieza en profundidad de los tejidos, y si vemos que el color no se recupera la única solución que nos queda será el tapizado total del sofá.

En muchos casos resulta imposible hacerlo nosotros mismos, debido a las dimensiones o la dificultad de desmontaje, pero en otros esta tarea puede ser llevada a cabo por nosotros mismos sin ningún problema.

Un sofá tapizado tiene un encanto especial ya que nosotros mismos tendremos la posibilidad de ponerle el tejido con el color, estampado y textura deseada. Dependiendo de la utilidad que le vayamos a dar al sofá deberemos de utilizar un tipo de tejido u otro. Por ejemplo, si el sillón es decorativo y apenas tiene uso, podremos optar por telas delicadas y finas, pero si por el contrario es un sillón para un uso recurrente y continuado se recomienda utilizar tejidos gruesos y resistentes.

Una vez elegido el tejido deberemos efectuar los siguientes pasos:

Retirado del antiguo tapizado: Debemos retirar todas las grapas que sujetan el actual tapizado, acordarnos de marcar todas las superficies desmontables con un numero para saber como ensamblarlas una vez acabado el tapizado.

Colocar la nueva tela siempre dejando tela de sobra por los bordes para poder graparla.

Grapado de la tela a la superficie, cuidadosamente y colocado el relleno interior para evitar bultos no deseados y haciendo mas uniforme la superficie del sofá.

Call Now Button
WhatsApp chat